Cocina Sin Complejos

Cocina Sin Complejos

jueves, 12 de junio de 2014

Gazpacho andaluz

"Andalucía es una tierra grande, hermosa, vieja y sabia. Siéntase orgulloso de ser andaluz"

¡Quién no conoce esta receta!. Posiblemente el gazpacho andaluz sea una de las preparaciones más consumidas, más populares y más refrescantes de la gastronomía española en los meses de verano.

Esta sopa fría, que tiene como actores protagonistas los tomates, el aceite y el vinagre, no tiene un origen que se conozca con certeza. Se atribuye a Andalucía, donde encontramos los mejores aceites, abundantes productos de la huerta y sobre todo calor, mucho calor.

No tiene grandes cantidades de calorías y es una fuente importante de fibra, minerales, vitaminas y por supuesto posee un poder de hidratación muy elevado.

Aprovechad que viene el calor para disfrutar de este magnífico plato, que además de rico y fresco es muy fácil y rápido de elaborar.

Ingredientes para 4 personas

1 kg de tomates maduros
1 pepino
1 pimiento verde italiano
1 cebolleta
1/2 diente de ajo
1 rebanada de pan del día anterior
4 c/s de vinagre de Jerez
Aceite de oliva virgen extra
Agua
Sal




Elaboración 

Para comenzar lavamos bien los tomates, les retiramos el pedúnculo, cortamos en cuartos e introducimos en el vaso de la batidora. Cuando más maduros sean nuestros tomates más rojo saldrá el gazpacho.

Reservamos cuatro tomates a los que retiramos las semillas para la guarnición. Para ello, cortamos la parte superior e inferior de los tomates, viendo así la ubicación exacta de las semillas, retiramos la parte exterior y con mucho cuidado, con una puntilla, las extraemos. El resto del tomate lo introducimos también en el vaso de la batidora.

Lavamos y pelamos el pepino. Lo cortamos en dos mitades y con un descorazonador extraemos los centros. Los reservamos y el resto lo añadimos a los tomates.

Cortamos el resto de las verduras y las añadimos también a la preparación. Incorporamos el vinagre, un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra, sal y trituramos hasta obtener una crema fina. Si queremos que quede algo más líquido, le añadimos un poco de agua. Colamos y dejamos enfriar en la nevera durante al menos 4 horas. 

Por último, cortamos en cuadritos de unos 2 mm de lado una rebanada de pan, mejor si es del día anterior, y los freímos con un poco de aceite de oliva virgen extra. Escurrimos el aceite sobrante sobre un plato con un papel absorbente y reservamos.

Sugerencia de emplatado

Disponemos en un plato el pepino cortado en pequeños cilindros, las semillas del tomate y unos daditos de pimiento verde y pan frito. Incorporamos con cuidado el gazpacho bien frío o lo servimos en una jarrita individual para que cada uno se lo sirva al gusto y disfrute de la escenificación.

Y ahora a compartir, porque la cocina nos une.

No hay comentarios:

Publicar un comentario