Cocina Sin Complejos

Cocina Sin Complejos

martes, 15 de julio de 2014

Pastel de carne y champiñones Portobello con pasta brick

“Buena es la carne, buena es la cecina, mejor es la cocina” (Anónimo)

Si el relleno que vamos a utilizar en la preparación de hoy no es de tu agrado, sustitúyelo por aquello que más te apetezca. Esta receta se presta a infinitas variaciones según hagas volar tu imaginación

Lo más importante es tratar con cuidado las obleas de pasta brick, ya que es una masa que si no la trabajamos delicadamente estropearemos con facilidad. Si no vamos a utilizar las hojas inmediatamente, deberán estar tapadas con un paño de cocina para evitar que se sequen y si se encontraban en la nevera, habrá que sacarlas unas horas antes (2 ó 3 horas) para que se atemperen.

De la misma manera, si no quieres hacer un pastel porque es para sólo para ti, aprovecha este relleno para preparar saquitos individuales que quedan estupendos con la pasta brick.

Tú eliges como te gusta más, pero ahora vamos con el pastel.

Ingredientes para 4-6 personas

10 láminas de pasta brick
400 gr de carne  de ternera picada
1 cebolla
8 ajos tiernos
150 gr de champiñones Portobello
50 ml de brandy
200 ml de caldo de carne
1 huevo
30 gr de mantequilla
1 c/p de tomillo
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta negra recién molida


Elaboración

Comenzamos esta receta preparando la farsa de nuestro pastel, para ello, en un sauté calentamos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y agregamos la cebolla cortada en brunoise. Cuando empiece a volverse transparente añadimos los ajos tiernos cortados en rodajas finas y la carne picada que rehogamos lentamente.

Cuando la carne está bien rehogada, incorporamos los champiñones Portobello cortados en juliana, damos unas vueltas más y mojamos con el brandy.

Dejamos evaporar el alcohol y cubrimos con el caldo de carne que tendremos preparado previamente. Añadimos una pizca de sal, de pimienta negra recién molida y una cucharadita de tomillo. Una vez consumido el caldo, retiramos del fuego y dejamos reposar unos instantes.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 200 °C y empezamos a montar el pastel. Funde la mantequilla en el microondas y engrasa bien un molde desmoldable. Coloca un lámina de pasta brick en el molde, píntala con un poco de la mantequilla derretida y repite esta operación cinco veces más.

Cuando hayamos dispuesto la sexta lámina, distribuimos por encima la farsa que teníamos reservada y volvemos a colocar las cuatro hojas de brick restantes de igual manera que hemos hecho anteriormente.

Una vez colocada la última lámina, cerramos bien los bordes y pintamos con huevo batido. Introducimos en el horno a 200 °C durante 30-35 minutos. Desmoldamos y listo para servir.


Y ahora a compartir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario